Boda Romántica

Las bodas románticas, aquellas que parecen salir de un cuento de príncipes y princesas, que se inspiran en películas clásicas y épocas antiguas. Aquellas en las que los detalles románticos y tiernos están por cada esquina, las flores, los colores pastel, las flores silvestres, las velas son ideas que definen un estilo de boda romántico.

El vestido de la novia romántica se caracteriza por ser delicado, suave o vaporoso como el de una princesa. Las damas de honor que la acompañan, llevan colores pastel o tonalidades claras. El pelo suelto, ondulado, semirecogido… Con flores adornándole el cabello a modo de coronas o accesorios con perlas y bordados. Detalles con encajes que le dan un toque sofisticado a la novia.

El lugar de celebración suelen ser jardines o playas donde la luz tiene un papel fundamental. Y donde se puede jugar mucho con los elementos decorativos. El ambiente se hace especial, mágico.

La decoración es muy DIY y tiene muchos detalles artesanales: pompones, flores silvestres, carteles… Suelen seguir unos patrones con una gama cromática definida previamente. Y suele predominar los colores pastel.